Los favores de Tebas al Madrid

Fue Javier Tebas quien personalmente tomó la iniciativa de pedir el aplazamiento del Clásico. Se asustó al ver cómo se estaba poniendo la cosa en Barcelona y quiso cambiar a toda costa el partido para trasladarlo a Madrid y evitar cualquier incidente o politización del encuentro.

Si se disputaba en el Santiago Bernabéu ganaba unos meses para que se destensara la cosa en Barcelona y de paso “castigaba” a los culés sin Clásico en su casa.

Lo que quizá no hubiera imaginado el presidente de laLiga es que su idea se le acabaría girando en contra y acabaría resultando un mal negocio para el organismo que preside.

En los últimos meses Barça y Madrid han hecho la pinza aliándose con Rubiales, presidente de la Federación Española y han ido dejando al margen a laLiga de Tebas.

Rubiales y Tebas son enemigos íntimos y al primero le ha ido genial aliarse con Barça y Madrid y, en este contexto, darle la vuelta a todo.

Florentino tumbó la idea de Tebas en cuanto se enteró: ¿Cambiar el orden de los partidos? ¡Eso sería adulterar la competición! Hay que aplazarlo. Bartomeu aceptó a regañadientes y queriendo dejar claro en el comunicado que consideraban que se podría llegar a disputar el partido. Empezaron a buscar fechas y se dieron cuenta de que había pocas opciones antes de que acabara la primera vuelta. Tenía que ser entre semana si no se quería alterar el calendario. Y lógicamente eso implica jugarlo en horario nocturno. ¡Pánico en laLiga! Se pierde la cuota de mercado asiático y los operadores televisivos empezaron a poner el grito en el cielo. Tebas trató de proponer una alternativa modificando una jornada de Liga e incluso llegando a hablar con los ocho equipos que iban a estar implicados. Pero ya era demasiado tarde. Ni Barça ni Madrid ni Federación Española le iban a apoyar.

A la desesperada, Tebas apareció en la agencia EFE para decir que el miércoles 18 de diciembre no podía ser porque había eliminatorias de Copa del Rey. Pero ahí no están ni Barça ni Madrid y a la Federación tampoco le importa perjudicar esa ronda con rivales de segundo nivel si es a costa de fastidiar a Tebas.

Así que a pesar de todas las presiones y maniobras que ha intentado Tebas en las últimas horas, no podía combatir contra todo el mundo. Acaba teniendo la peor solución posible a un problema que planteó él mismo. Surrealista. Los operadores asiáticos y todos los que tenían viaje cerrado a Barcelona el próximo fin de semana se han quedado sin Clásico.

El Madrid, encantado, porque no sólo fastidia a Tebas, sino que además logra ganar tiempo en una semana en la que parece que el Clásico llegaba en el peor momento. Zidane gana tiempo y en cambio hay otros equipos como Valladolid o Betis que se sienten ninguneados porque Barça y Madrid llegarán con mucho más descanso a los partidos ante ellos. Con lo cual interpretan que se adultera la competición.

Así va, ganan los poderosos, pierden los débiles y en este caso un poderoso como Tebas se ha quedado sin apoyos de los grandes y ahora sufre. Al final le ha hecho un doble favor a su equipo del alma, el Madrid, que logra retrasar el Clásico en un momento de dinámica negativa y además sitúa el partido en la jornada que prefiere Florentino.

 

  • Comparteix