Pinta mal

El Madrid sigue lanzado. Tiraron Liga y Copa de forma vergonzosa para apostarlo todo a una carta. Y la jugada les está saliendo perfecta. Ya esperan rival en semifinales tras eliminar a una Juve que defraudó una vez más. Falta el trámite de la vuelta, pero viendo el nivel de los italianos no hace falta que se juegue.

Con el margen que te otorga haber descansado el fin de semana porque la Liga ya no importa, Cristiano llegó más fresco que nunca a su competición favorita. Y firmó otra noche que nos pondrán hasta en la sopa, con chilena incluída. De tanto verla repetida ya no me parece tan bonita como la primera vez. La comparación con el gol de Zidane en Glasgow ya ha empezado.

El portugués ha estado listo. Tras darse cuenta de que ya no estaba para regatear y desgastarse se acercó a la portería. Es allí, en su nuevo rol de falso delantero centro, cuando mejor se desenvuelve. En el Juventus Stadium hizo más que nunca de rematador. En el primero ganando la espalda a la defensa. En el segundo con una definición espectacular. Cristiano vuelve a Madrid cargado de argumentos para volver a llamar a la puerta de Florentino y decirle que merece ser el mejor pagado del mundo. Y carga a los madridistas que ya defendían que merecía el Balón de Oro incluso cuando sólo ganó el pichichi o una repesaca con Portugal. Con la ida de los cuartos de final podrán defender de nuevo su candidatura. Qué más da que se borrara ante Las Palmas, Leganés, Espanyol o seis partidos de Copa. Ha llegado a las eliminatorias decisivas de Champions descansado y con más ambición que nunca. “Cristiano está pasando un momento muy bueno y lo estamos aprovechando”. Zidane lo dejó claro tras el partido. Sabe que con él a este nivel todo es más fácil. Aunque el barómetro del equipo siguen siendo los Ramos, Marcelo, Casemiro y Modric. Allegri definió a Cristiano como “el mejor delantero del mundo” y Buffon dijo que se le puede valorar “a la altura de Maradona, Pelé... y Messi”.

El madridismo se ha venido muy arriba. Sienten que son más favoritos que nunca. Y ciertamente es difícil pensar quién puede dejarles sin volver a Cibeles una vez más. City, Bayern... o Barça. Con Messi todo es posible. Florentino comenta en privado desde hace semanas que esto huele a final Madrid-Barça. Lo que nos faltaba... de infarto. Lo peor es que cada vez es más probable. Y mientras tanto, chilena a todas horas.

  • Comparteix