La postal

Desde hace dos días no puedo olvidar la imagen que captó el fotógrafo Juan Medina que estaba a bordo de un barco de la ONG Proactiva Open Arms. No puedo olvidar los ojos de Josefa mientras estaba siendo rescatada. Esa mirada mezcla de terror y estado de shock. De pura y dura desesperación. Josefa, de Camerún, llevaba dos días agarrada a una tabla de madera. Junto a ella se encontraron los cuerpos sin vida de otra mujer y un niño de no más de tres años. Tan solo unas horas antes, el ministro de Interior italiano, Matteo Salvini había escrito en su cuenta de twitter: “Dos barcos de la oenegé española han regresado al Mediterráneo en espera de cargar seres humanos. Que se ahorren dinero y tiempo, los puertos italianos los verán en postal”.

La postal… Los ojos de Josefa deberían perseguir a Salvini y a todos nosotros. El fundador de Proactiva Open Arms, Óscar Camps ha explicado que las dos mujeres y el niño formaban parte de un grupo de 158 personas que la Guardia Costera libia había interceptado dos días antes a bordo de un bote y a los que, según los guardacostas libios, habían proporcionado asistencia médica y humanitaria antes de devolverles a Libia. “Lo que no dijeron fue que dejaron a dos mujeres y a un niño a bordo y hundieron el barco porque no querían subirse a las patrulleras libias. Cuando llegamos encontramos a una de las mujeres todavía con vida, no pudimos hacer nada por recuperar a la otra mujer y el niño que al parecer murió pocas horas antes de encontrarlos. ¿Cuánto tiempo tendremos que lidiar con asesinos alistados por el gobierno italiano para matar?”

El niño había muerto unas horas antes de que la ONG les encontrara. Quizás mientras Salvini tuiteaba sobre la postal. Un tiempo precioso que significó la diferencia entre la vida (está previsto que los barcos de Open Arms desembarquen en el puerto de Palma de Mallorca este sábado) y la muerte. Josefa, sujeta a una madera durante dos días, lo sabe bien. Y ha contado ya que los guardacostas libios les pegaron mientras se recupera de la traumática experiencia y es atendida por Giovanna Scaccabarozzi, la doctora italiana a bordo del Open Arms que asegura que está fuera de peligro pero que continua en estado de shock. 

En la misma red social que utilizó Salvini para soltar lo de la postal, un deportista, uno de los mejores jugadores de baloncesto de la NBA, Marc Gasol, escribió: “Frustración, rabia y mucha impotencia. Increíble que se abandonen personas en medio del mar. Admiración profunda para los que estos días son mis compañeros de equipo @openarms_found”. Marc Gasol estaba en el Astral cuando Josefa fue rescatada y en una entrevista al diario ‘El País’ repetía: “Es una frustración. Siento rabia, impotencia. Es la sensación de haber ayudado a salvar una vida. De no haber sido por nuestro equipo nadie hubiera sabido que había sucedido esto. Se hubiera dicho que han salvado a 150 personas y la realidad es que han dejado a gente con vida en el mar. Sé cómo estaba esa gente. De haber llegado antes tal vez hubiéramos salvado a más. Y si llegamos a tardar quince o veinte minutos más Josephine estaría muerta”.

Gracias a su popularidad, muchos de los que prefieren mirar hacia otro lado cuando se habla de naufragios, de ahogados, de muertos, de los asesinatos que la UE está consintiendo, han fijado la vista en esos ojos, en los de Josefa. Ni que sea por un momento la postal no es la de las vacaciones, la tumbona, las aguas cristalinas, el atardecer o el cóctel. Está pasando y necesitamos que organizaciones no gubernamentales como Proactiva estén en el Mediterráneo central para rescatar vidas y con periodistas a bordo que sean testigos de la aterradora realidad y nos lo cuenten para que nos resulte imposible decir que no lo sabíamos. Que deportistas mundialmente reconocidos como Marc Gasol se impliquen añade además que el remordimiento de conciencia sea global, que la vergüenza se extienda y nos preguntemos qué clase de personas somos por permitir que algo así suceda. 

Mientras los barcos de Proactiva estén de camino a Palma de Mallorca no habrá nadie para salvar a otras Josefas, ni nadie que nos lo cuente. Médicos Sin Fronteras aseguró que en cuatro semanas en junio habían muerto 629 personas en el Mediterráneo por culpa del bloqueo del trabajo de las ONG en la zona. No hay imágenes, claro, pero esa es la postal. Y es desoladora. 

Fem servir cookies pròpies i de tercers per millorar els nostres serveis mitjançant la personalització de l'accés a la nostra pàgina, així com per mostrar-vos publicitat relacionada amb les vostres preferències mitjançant l'anàlisi dels vostres hàbits de navegació. Si continueu navegant, hom considera que n'accepteu el seu ús. Podeu canviar-ne la configuració o obtenir més informació accedint a l'avís legal del peu del web.

Més informació

Acceptar cookies

POLÍTICA D'ÚS DE LES COOKIES.

¿Què són les cookies?

Una cookie és un fitxer que es descarrega al vostre ordinador a l'accedir a  pàgines web determinades. Les cookies permeten a una pàgina web, entre d'altres coses, emmagatzemar i recuperar informació sobre els hàbits de navegació d'un usuari o del seu equip i, segons quina informació continguin i de quina manera s'empri, poden servir per  reconèixer l'usuari i facilitar-li la navegació i l'ús que en faci de la pàgina web.

¿Quins tipus de cookies fa servir aquesta pàgina web?

• Cookies d'anàlisi: Són les que, ja siguin  tractades per nosaltres o bé per un tercer, ens permeten quantificar el nombre d'usuaris que hi accedeixen,  per tal d'efectuar la mesura i l'anàlisi estadística del ús que en fan els usuaris en general dels servies ofertats a la pàgina web. Amb aquest objectiu,  analitzem la vostra navegació per la nostra pàgina, amb finalitat de millorar-ne el servei i el ventall d'ofertes que li oferim.

• Cookies de personalització: Són les que permeten a l'usuari accedir al servei amb algunes característiques de caràcter general predefinides, en funció d'uns criteris establerts al terminal de l'usuari. A tall d'exemple podem esmentar l'idioma, el tipus de navegador a través del qual s'accedeix al servei i la configuració regional del punt d'accés al servei, etc.


• Cookies publicitàries: Son les que, ja sigui tractades per nosaltres o per un tercer, ens permeten gestionar de la forma més eficient possible l'oferta dels espais publicitaris que hi ha a la página web, tot adequant-ne el contingut de l'anunci al contingut del servei  sol·licitat o a l'ús que en faci l'usuari de la nostra pàgina web. Per axiò, analitzem els vostres hàbits de navegació a Internet i podem mostrar-vos publicitat relacionada amb el vostre perfil de navegació.


Podeu permetre, bloquejar o eliminar les cookies instal·lades al vostre equip mitjançant la configuració de les opcions del navegador que empreu al vostre ordinador.