El cuquifotògraf

Es amigo, así que sí, advierto ya nada más iniciar que lo quiero como adoro yo a los míos, por siempre y con toda el alma. Pero además, me pasa que lo admiro profesional y moralmente. Hace unos meses, en octubre, "cansada" (agotada emocionalmente) de las escenas con las que denunciaba la brutalidad de las fuerzas de orden contra los manifestantes que protestaban por la injusta sentencia del juicio del procés, le reté a conseguir en mitad de aquella contienda que se vivía en las calles de Barcelona "una foto cuqui". No pasaron 48 horas: esta bella fotografía fue su respuesta... "Arrancant llambordes amb les mans a primera línia de barricada i calçant espardenyes, com al 36", describió.

Nunca me cansaré de repetir que los mejores fotógrafos de moda del siglo XX fueron también grandes reporteros gráficos de guerra. "Nast me propuso emplear un pseudónimo para que no apareciera junto a los fotógrafos de moda si así lo prefería. Le respondí que ya en 1911 había tomado fotos de moda para la revista Art et Décoration... Y también le dije que si tomaba una fotografía quería que apareciera mi nombre; si no, no lo haría", explicó Edward Steichen, el considerado como el primer fotógrafo de moda moderno. Era el año 1923 y poco después, Steichen acabó convirtiéndose en el fotógrafo en jefe de Vanity Fair y Vogue. Las reticencias que adivinaba Nast en Steichen se debían a que durante la Primera Guerra Mundial, el ejército de Estados Unidos lo empleó en técnicas de vigilancia fotográfica y lo nombró teniente coronel. Aquella experiencia durante la contienda, lo que hacen hoy las cámaras de Google Earth de una forma mucho más sofisticada, la aplicó en los editoriales de las revistas. Su estilo directo y realista inició una época y en 1932 fue el autor de la primera fotografía en color que se publicó en la portada de Vogue, convirtiendo a la revista también en pionera en esta materia.

Cecile Beaton fue uno de los fotógrafos más prolíficos durante la Segunda Guerra Mundial, tomando más de 7.000 instantáneas entre 1940 y 1945. Quizá porque entre 1938 y 1941 las publicaciones de Conde Nast prescindieron de sus servicios al descubrirse que en una de sus ilustraciones aparecía una pequeña inscripción antisemita. Como reportero de guerra y fotógrafo oficial del gobierno británico y de varias agencias militares, captó la imagen de una niña herida en la cama de un hospital abrazada a un muñeco, que fue portada de la revista LIFE y tuvo gran influencia para que los EEUU acabaran entrando en la contienda. Cuando terminó la guerra, Beaton regresó a América y retomó su trabajo como retratista y fotógrafo de moda aunque muy pronto inició una nueva andadura: la escenografía y el diseño de vestuario en Hollywood. Su participación en My Fair Lady (George Cukor, 1964) le valió para un Oscar al mejor diseño de vestuario y la mejor dirección artística, y cinco años antes también lo había ganado por el diseño de vestuario de la película Gigi (Vicente Minnelli, 1958).

Una de mis preferidas, Elisabeth Lee Miller (1907-1977) inició su carrera trabajando como (exitosa) modelo para Conde Nast. Pero tras a un viaje a París, se enamoró de la fotografía y acabó de ayudante de Man Ray (se cree que muchas de las fotografías atribuidas al artista y retratista modernista pertenecen en realidad a Lee). Durante la Segunda Guerra Mundial trabajó como corresponsal de guerra acompañando a las tropas norteamericanas desde el desembarco de Normandía y recorriendo con ellas los escenarios de las batallas en distintos países de Europa. Su testimonio más estremecedor fue el que obtuvo en Alemania, en el campo de concentración de Dachau, donde fotografió los cuerpos apilados de muertos de hambre. En el texto, Miller escribió: "Sin duda los civiles alemanes sabían lo que pasaba. Las vías que conducen al campo de Dachau atraviesan pueblos, con trenes de deportados muertos y agonizantes. No suelo tomar fotos de horrores pero no crean que no abundan en cada ciudad y cada área. Espero que Vogue sienta que pueda publicar estas fotos..." La revista de moda estadounidense publicó el reportaje entero en junio de 1945 bajo el título "Believe it". La editora del magazine en aquel momento, Edna Chase, reconoció que estuvieron días dudando sobre la idoneidad de dar espacio a tan tremendas imágenes pero finalmente entendieron que era lo correcto: "En el mundo que tratábamos de reflejar en nuestras páginas, la riqueza, la alcurnia, la sofisticación estaban muertas y desnudas como el resto de la humanidad. La angustia no conoce barreras."

El famoso fotógrafo oficial de Barack Obama, Pete Souza, también fue corresponsal de guerra. Y la de Macron, la maravillosa Soazig de la Moissonnière, además de estudiar escenografía, empezó haciendo retratos (siempre en blanco y negro) de gente anónima en el metro. Por eso, al suplicarle belleza al #cuquifotògraf nunca he pretendido ofender su noble y, tantas veces, cruda batalla visual. Es que a menudo, sus fotos me salvan. Como cuando en los atentados de 2017 me detuve admirando entre sus galería de imágenes la de un bombero (protector) en plaza Catalunya (corazón) detrás de un crío (futuro) que perseguía a una paloma (paz). Acababa de reconciliarme con la vida. Saben mis alumnos mi predilección y el orgullo que representa para mí citarlo cuando analizamos la fotografía de Arrimadas en el Parlament de Catalunya enfurruñada para no cantar Els Segadors. Y hoy, revisando las instantáneas de la jornada del miércoles, me ha hecho reírme un buen rato: "El Brimo antiborbònic".

Como viene siendo norma antes de acabar el año, se escogen las mejores imágenes. Para mí, sin duda, este remake del cartel de Pere Català está entre las top. Aixafem el feixisme! #loveJordiBorràs

 

Fem servir cookies pròpies i de tercers per millorar els nostres serveis mitjançant la personalització de l'accés a la nostra pàgina, així com per mostrar-vos publicitat relacionada amb les vostres preferències mitjançant l'anàlisi dels vostres hàbits de navegació. Si continueu navegant, hom considera que n'accepteu el seu ús. Podeu canviar-ne la configuració o obtenir més informació accedint a l'avís legal del peu del web.

Més informació

Acceptar cookies

POLÍTICA D'ÚS DE LES COOKIES.

¿Què són les cookies?

Una cookie és un fitxer que es descarrega al vostre ordinador a l'accedir a  pàgines web determinades. Les cookies permeten a una pàgina web, entre d'altres coses, emmagatzemar i recuperar informació sobre els hàbits de navegació d'un usuari o del seu equip i, segons quina informació continguin i de quina manera s'empri, poden servir per  reconèixer l'usuari i facilitar-li la navegació i l'ús que en faci de la pàgina web.

¿Quins tipus de cookies fa servir aquesta pàgina web?

• Cookies d'anàlisi: Són les que, ja siguin  tractades per nosaltres o bé per un tercer, ens permeten quantificar el nombre d'usuaris que hi accedeixen,  per tal d'efectuar la mesura i l'anàlisi estadística del ús que en fan els usuaris en general dels servies ofertats a la pàgina web. Amb aquest objectiu,  analitzem la vostra navegació per la nostra pàgina, amb finalitat de millorar-ne el servei i el ventall d'ofertes que li oferim.

• Cookies de personalització: Són les que permeten a l'usuari accedir al servei amb algunes característiques de caràcter general predefinides, en funció d'uns criteris establerts al terminal de l'usuari. A tall d'exemple podem esmentar l'idioma, el tipus de navegador a través del qual s'accedeix al servei i la configuració regional del punt d'accés al servei, etc.


• Cookies publicitàries: Son les que, ja sigui tractades per nosaltres o per un tercer, ens permeten gestionar de la forma més eficient possible l'oferta dels espais publicitaris que hi ha a la página web, tot adequant-ne el contingut de l'anunci al contingut del servei  sol·licitat o a l'ús que en faci l'usuari de la nostra pàgina web. Per axiò, analitzem els vostres hàbits de navegació a Internet i podem mostrar-vos publicitat relacionada amb el vostre perfil de navegació.


Podeu permetre, bloquejar o eliminar les cookies instal·lades al vostre equip mitjançant la configuració de les opcions del navegador que empreu al vostre ordinador.