Comunicación de crisis: la serenidad

Que las lágrimas y las sonrisas sinceras (no las diplomáticas) dejaran de significar debilidad y pasaran a considerarse vulnerabilidad (autoconfianza) se lo debemos a Barack Obama. El día que el presidente de los EEUU lloró por primera vez en un acto público y oficial fue en 2016 cuando suplicó controlar las armas de fuego y, rodeado de familiares de víctimas de tiroteos, recordó a los niños que habían sido asesinados cuatro años en una escuela infantil. Porque cuando hubo el atentado, cuando la crisis todavía estaba viva, el presidente se mantuvo públicamente sereno. Una cualidad, la serenidad, más humana que cualquier otra. Pues la serenidad no es sólo empatizar (algo que hacen también otras especies animales), es gestionar las emociones y sensibilidades para que ninguna domine a otra y nos evite la parálisis o la agresividad en momentos en que debemos responder rápidamente; y eso, sólo lo podemos llegar a alcanzar los humanos. La lucidez mental depende de la inteligencia emocional.

Seguridad, seriedad y cercanía. Estas son las tres cualidades que se le requerían hasta la fecha a un líder y, de hecho, el trabajo del asesor de imagen era precisamente buscar el equilibrio entre ellas. Las dos primeras (seguridad y seriedad) se habían confundido durante mucho tiempo con cualidades social y culturalmente asociadas a la masculinidad (fuerza física y madurez); en cambio, la tercera (cercanía) era la única en la que tenía cierta cabida la feminidad (social y culturalmente entendida...) porque hacía referencia a la humanidad, la empatía, los sentimientos. Por eso, cada vez que la popularidad de un mandatario bajaba sacaban la baza de la primera dama, los niños o las mascotas.

En esta transición hacia la feminización de la comunicación política sobre la que hace tiempo teorizo, explico, reivindico y promuevo en todas mis intervenciones, artículos y libros se hace notar que el que había sido el abecé de la imagen de poder y liderazgo está cambiando. Se ha sustituido por serenidad, ternura y elegancia. Y es triste que incluso esta feminización de la comunicación política la hayan capitaneado en su inicio hombres (Obama, Trudeau, David Fernàndez, Jordi Cuixart...) porque a las mujeres todavía se nos tiene penada un exceso de feminidad en las formas, sobre todo, si tocas poder (el sólo hecho de hablar de formas, estética, emociones, apariencia, belleza, cuerpo... contiene ya una carga negativa porque como explica muy bien Siri Hustvedt, al referirnos a lo femenino, el patriarcado se ha encargado de que todo siempre suene como superfluo y banal).

Cuando en 2016 Federica Mogherini rompió a llorar y no pudo continuar una rueda de prensa porque acababa de perpetrarse el atentado de Bruselas; la defendí a capa y espada. Lo único que me indignó de aquel momento fueron sus disculpas. "Lo siento", dijo. Como si emocionarse fuera un delito... Cada mano en el corazón, caricia, sonrisa o lágrima de Alexandria Ocasio Córtez la he celebrado como una victoria para la feminización de la política. Deseo y lucho porque nuestros representantes sientan. Pero en un momento de crisis lo que se precisa es serenidad (sentir, pero con calma) y no dramatizar ni personalizar citando a nuestros familiares (¿qué tal si los llamas antes y/o después; y nos explicas (exteriorizas emocionalmente) lo que supuso la distancia en otro momento?) porque eso, obviamente, nos impide estar al 100%. Imaginad si un médico que se encuentra ante una situación de estrés y colapso como el actual se permite en un momento crucial derrumbarse ante un paciente porque echa de menos a sus padres, pareja e hijos... O algo incluso más doméstico, si los que tenéis hijos empezáis a chillar como locos porque no aguantáis más tiempo confinados en casa. ¿Qué ejemplo les estáis dando a los más pequeños? En momento de crisis, el cuidado y responsabilidad con nosotros mismos y los demás también pasa por nuestra higiene emocional.

Y es esa capacidad, la serenidad, la que en tiempos de crisis hace al líder, líder. "Un buen líder es aquel que hace que los demás confíen en él, pero un gran líder es el que logra que los demás confíen en sí mismos", dejó dicho Eleanor Roosevelt. Ojalá aparezcan. Ahora, más que nunca, los necesitamos.

Fem servir cookies pròpies i de tercers per millorar els nostres serveis mitjançant la personalització de l'accés a la nostra pàgina, així com per mostrar-vos publicitat relacionada amb les vostres preferències mitjançant l'anàlisi dels vostres hàbits de navegació. Si continueu navegant, hom considera que n'accepteu el seu ús. Podeu canviar-ne la configuració o obtenir més informació accedint a l'avís legal del peu del web.

Més informació

Acceptar cookies

POLÍTICA D'ÚS DE LES COOKIES.

¿Què són les cookies?

Una cookie és un fitxer que es descarrega al vostre ordinador a l'accedir a  pàgines web determinades. Les cookies permeten a una pàgina web, entre d'altres coses, emmagatzemar i recuperar informació sobre els hàbits de navegació d'un usuari o del seu equip i, segons quina informació continguin i de quina manera s'empri, poden servir per  reconèixer l'usuari i facilitar-li la navegació i l'ús que en faci de la pàgina web.

¿Quins tipus de cookies fa servir aquesta pàgina web?

• Cookies d'anàlisi: Són les que, ja siguin  tractades per nosaltres o bé per un tercer, ens permeten quantificar el nombre d'usuaris que hi accedeixen,  per tal d'efectuar la mesura i l'anàlisi estadística del ús que en fan els usuaris en general dels servies ofertats a la pàgina web. Amb aquest objectiu,  analitzem la vostra navegació per la nostra pàgina, amb finalitat de millorar-ne el servei i el ventall d'ofertes que li oferim.

• Cookies de personalització: Són les que permeten a l'usuari accedir al servei amb algunes característiques de caràcter general predefinides, en funció d'uns criteris establerts al terminal de l'usuari. A tall d'exemple podem esmentar l'idioma, el tipus de navegador a través del qual s'accedeix al servei i la configuració regional del punt d'accés al servei, etc.


• Cookies publicitàries: Son les que, ja sigui tractades per nosaltres o per un tercer, ens permeten gestionar de la forma més eficient possible l'oferta dels espais publicitaris que hi ha a la página web, tot adequant-ne el contingut de l'anunci al contingut del servei  sol·licitat o a l'ús que en faci l'usuari de la nostra pàgina web. Per axiò, analitzem els vostres hàbits de navegació a Internet i podem mostrar-vos publicitat relacionada amb el vostre perfil de navegació.


Podeu permetre, bloquejar o eliminar les cookies instal·lades al vostre equip mitjançant la configuració de les opcions del navegador que empreu al vostre ordinador.