Francisco Javier León de la Riva, alcalde de Valladolid desde 1995 para más señas, salió el viernes a dar explicaciones sobre su grave metedura de pata de un día antes en una entrevista en Onda Cero. Volvió a equivocarse, en una breve comparecencia ante los medios de menos de tres minutos en la que admitió tan solo una pregunta y en la que concluyó afirmando que le sorprendía el alboroto porque él había salido tranquilísimo de la emisora: “Habrá que tener una mayor contención verbal para evitar que frases dichas con una cierta intención, se puedan interpretar en otra”. Y ya está. El asunto se ha dado por zanjado después de sus supuestas disculpas ya que sus palabras estaban “sacadas fuera de contexto” y una compañera suya, Elena Nevado, senadora del PP y alcaldesa de Cáceres, hasta le defendió afirmando que “es una cuestión de humor personal sin ninguna malicia”.

“Circulen. Aquí no hay nada que ver”, es la estrategia. Pues yo me voy a parar un rato a mirar el espectáculo.

Acto 1. Planteamiento.

Javier León de la Riva es tristemente célebre por su incontinencia verbal. Las mujeres son su especialidad; es ginecólogo de profesión. “Cada vez que la (sic) veo la cara y esos morritos pienso lo mismo, pero no lo voy a contar aquí”, declaró en 2010 al referirse a la entonces Ministra de Sanidad Leire Pajín. Después matizó... O algo así: “Cometí un exceso verbal diciendo en voz alta lo que alguna vez pensé respecto al aspecto físico de la nueva Ministra que a mí me recuerda a un personaje de dibujos animados. ¡Qué le vamos a hacer!”

Tres años antes hizo un sutilísimo comentario sobre el físico también de la candidata socialista Soraya Rodríguez: “Me han acusado de todo menos de violar a la candidata, pero se comprende...” De Carme Chacón, entonces Ministra de Defensa, dijo que parecía “la señorita Pepis vestida de soldado”.

Acto 2. Nudo.

El pasado jueves estaba el señor alcalde en los estudios de Onda Cero y soltó, a la pregunta de la periodista sobre los consejos del Ministerio del Interior para evitar violaciones, entre los que se incluye evitar entrar en ascensores con extraños: “A veces me da cierto reparo entrar en un ascensor porque el fenómeno puede ser al revés. Piensa que entras en un ascensor y hay una chica con ganas de buscarte las vueltas, se mete contigo, se arranca el sujetador o la falda y sale dando gritos diciendo que le has intentado agredir. Ojo con ese tema”.

Unas horas más tarde, y ante el revuelo que se había organizado, el Ayuntamiento de Valladolid, desde su cuenta de Twitter publicó: “El Alcalde quiere aclarar que se han malinterpretado sus palabras, sacándose de contexto, y pide disculpas a quien se haya sentido ofendido”. Como la aclaración a través de las redes sociales no obtuvo el éxito esperado, salió el propio León de la Riva a dar explicaciones un día después. Y fueron estas: “Respecto de alguna pregunta en concreto que me hizo la periodista tratando de enlazar una violación que había habido en Valladolid hace unos días en un parque con el decálogo del Ministerio, manifesté primero la condena de la agresión sexual, como no podía ser de otra forma. Y como en el propio decálogo del Ministerio se hacían referencias a los ascensores, hice una referencia que sacada de contexto resulta tremendamente afortunada (sic), pero en modo alguno pretendía yo justificar ese tipo de actuaciones”.

Terminó así su comparecencia de dos minutos y 54 segundos ante los medios: “Insisto, mi única intención es ratificarme en la condena en la violencia contra la mujer y pedir disculpas a aquellas gentes que con una frase sacada de contexto se hayan podido sentir ofendidas al respecto. Eso es lo que tengo que decir y no voy a entrar en más detalles”.

Acto 3. Desenlace.

Javier León de la Riva sigue siendo el alcalde de Valladolid. Las únicas reacciones desde su partido son la ya mencionada de Elena Nevado: “Es una cuestión de humor personal sin ninguna malicia”, y la de Pablo Casado, el portavoz del PP en la Comisión Mixta de la UE, que celebró la rectificación: “Me alegro de que haya tenido la humildad de decir que se ha equivocado”.

Por más que rebusco, ni le veo la gracia, ni encuentro cuándo reconoció el alcalde de Valladolid haberse equivocado. Sigue insistiendo en que se le han buscado las vueltas a sus palabras. Así se entiende, claro, que él saliera de la emisora “muy tranquilo” y sus reiteraciones sobre que se le ha malinterpretado.

Volvamos: “A veces me da cierto reparo entrar en un ascensor porque el fenómeno puede ser al revés. Piensa que entras en un ascensor y hay una chica con ganas de buscarte las vueltas, se mete contigo, se arranca el sujetador o la falda y sale dando gritos diciendo que le has intentado agredir. Ojo con ese tema”.

¿Qué se ha descontextualizado? La cita es tal cual.

P.D.

Francisco Javier León de la Riva gana por mayoría en Valladolid desde 1995. En las últimas elecciones sacó el 47% de los votos. Ser machista en esta sociedad no penaliza; tampoco en política. Pese a sus reiteradas ofensas, gana.

Señor León de la Riva: No hay ningún decálogo del Ministerio del Interior sobre la prevención de la violación. Son nueve los puntos. Nueve, no diez. Diez son los años que llevan publicados, le informó la periodista. “No las he leído, he visto que unos las critican y otros las defienden”, respondió usted. Y la periodista le nombró, de los nueve puntos, tres: El que se refería a “echar las cortinas en la vivienda al anochecer”, el de “llevar un silbato” y el de “evitar entrar en los ascensores con extraños”. Lo de cerrar las cortinas le pareció “bien”, sin más, del silbato no habló y del ascensor dijo lo que dijo y está grabado. Ya que no dimite, documéntese por lo menos, hombre.

Firmado: Una de “aquellas gentes” que se ha sentido ofendida.

Fem servir cookies pròpies i de tercers per millorar els nostres serveis mitjançant la personalització de l'accés a la nostra pàgina, així com per mostrar-vos publicitat relacionada amb les vostres preferències mitjançant l'anàlisi dels vostres hàbits de navegació. Si continueu navegant, hom considera que n'accepteu el seu ús. Podeu canviar-ne la configuració o obtenir més informació accedint a l'avís legal del peu del web.

Més informació

Acceptar cookies

POLÍTICA D'ÚS DE LES COOKIES.

¿Què són les cookies?

Una cookie és un fitxer que es descarrega al vostre ordinador a l'accedir a  pàgines web determinades. Les cookies permeten a una pàgina web, entre d'altres coses, emmagatzemar i recuperar informació sobre els hàbits de navegació d'un usuari o del seu equip i, segons quina informació continguin i de quina manera s'empri, poden servir per  reconèixer l'usuari i facilitar-li la navegació i l'ús que en faci de la pàgina web.

¿Quins tipus de cookies fa servir aquesta pàgina web?

• Cookies d'anàlisi: Són les que, ja siguin  tractades per nosaltres o bé per un tercer, ens permeten quantificar el nombre d'usuaris que hi accedeixen,  per tal d'efectuar la mesura i l'anàlisi estadística del ús que en fan els usuaris en general dels servies ofertats a la pàgina web. Amb aquest objectiu,  analitzem la vostra navegació per la nostra pàgina, amb finalitat de millorar-ne el servei i el ventall d'ofertes que li oferim.

• Cookies de personalització: Són les que permeten a l'usuari accedir al servei amb algunes característiques de caràcter general predefinides, en funció d'uns criteris establerts al terminal de l'usuari. A tall d'exemple podem esmentar l'idioma, el tipus de navegador a través del qual s'accedeix al servei i la configuració regional del punt d'accés al servei, etc.


• Cookies publicitàries: Son les que, ja sigui tractades per nosaltres o per un tercer, ens permeten gestionar de la forma més eficient possible l'oferta dels espais publicitaris que hi ha a la página web, tot adequant-ne el contingut de l'anunci al contingut del servei  sol·licitat o a l'ús que en faci l'usuari de la nostra pàgina web. Per axiò, analitzem els vostres hàbits de navegació a Internet i podem mostrar-vos publicitat relacionada amb el vostre perfil de navegació.


Podeu permetre, bloquejar o eliminar les cookies instal·lades al vostre equip mitjançant la configuració de les opcions del navegador que empreu al vostre ordinador.