Mañana es 8 de marzo y desde 1975 las Naciones Unidas establecieron que fuera el Día Internacional de la Mujer. Sí. Sigue haciendo falta porque no hay ningún país en el mundo, ninguno, en el que las mujeres estén en iguales condiciones que los hombres.

No, no lo digo yo, lo señalan todos los expertos, estudios y estadísticas, pero hoy no me paro en eso. Voy directa y en línea recta: El Betis se unió a la reivindicación con una camiseta verde y rosa y mostrando en su cuenta oficial una imagen de la zamarra de Rubén Castro dobladita en el vestuario, preparada para que el héroe la luciera. Por supuesto, en la mayoría de medios aplaudieron la iniciativa, faltaría más, porque aquí todo el mundo es bueno y estamos muy en contra de la violencia machista y a favor de la igualdad. 

Hay un detallito de nada: Rubén Castro está procesado por la magistrada de Sevilla del Juzgado de Violencia de Género número 3 por cuatro delitos de maltrato y uno de amenazas leves. Lo último es que la Audiencia Provincial de Sevilla amplió el pasado mes de febrero los cargos contra el jugador, atribuyéndole nuevas agresiones contra la víctima como propinarle una patada en el estómago o causarle un hematoma en el ojo izquierdo, que podrían constituir un nuevo delito de maltrato habitual, ya que "el uso de la violencia como método de imposición y de sometimiento de la voluntad ha sido reiterado y no aislado”, según el auto.

Procesado significa que hay indicios fundados de que la persona que está siendo investigada judicialmente es responsable del hecho, por cierto. Ya dictarán sentencia. Mientras tanto conviene recordar que en el estadio del Betis se cantó lo siguiente hace un año: “Rubén Castro alé, Rubén Castro alé, no fue tu culpa, era una puta lo hiciste bien”. ¿Y qué dijo el jugador cuando le preguntaron al respecto? Lo siguiente: “Cada uno es libre de decir lo que quiera. Yo no los he escuchado. Esta afición, esta gente, con la que conecto muy bien, sólo trata de animar y apoyar siempre a sus jugadores. Yo les doy las gracias. ¿Qué si me parecen mal los cánticos? Ese tema no viene al caso”. Exactamente eso fue lo que declaró ante las cámaras de Canal+ después de un partido ante el Valladolid. “¿Qué si me parece mal? Mal no. Cada uno es libre de expresar lo que quiera”, añadió después en zona mixta. Por supuesto, ante el escándalo, el futbolista habló unas horas más tarde para los medios del club y se excusó porque, ¡oh, sorpresa! no se había “expresado bien”.

Ya dictarán sentencia, pero es sorprendente que el Betis elija, entre otras, una imagen de la camiseta verde y rosa de Rubén Castro para sumarse al Día Internacional de la Mujer. Juan Carlos Ollero era el presidente del club andaluz cuando se hicieron públicos los cánticos y la LFP decidió investigarlos. Aunque en un primer momento Ollero afirmó que eran repugnantes, cuando se supo que la Comisión Antiviolencia se planteaba incluso clausurar el fondo dónde se cantó dijo en rueda de prensa: “En nuestra opinión, la sanción que se propone contra el Betis es injusta, discriminatoria y oportunista. Cualquiera puede recoger de las hemerotecas o internet comportamientos de mucha mayor gravedad que éste sin sanción alguna. No quiero señalar ningún comportamiento de nadie, no creo que sea necesario”. El presidente ahora es Ángel Haro y elegir precisamente la camiseta de Rubén Castro para reivindicar el 8 de marzo es de traca. La falta de tacto es evidente, la desconsideración, flagrante. Y para ser consciente de ello no hace falta una sentencia de un juez.

Al delantero no le parecieron mal los cánticos, al Betis le parece apropiada la imagen de su máximo goleador para celebrar con todas las béticas la fecha y a mí no me extraña que siga haciendo falta un día de la mujer y muchos datos, estadísticas y estudios porque el problemón existe y hay quien, pese a todo, sigue sin enterarse, justifica o no condena. Como Rubén Castro está de acuerdo con la libertad de expresión tampoco le importará ni ofenderá lo que yo diga. Y todos contentos, ¿verdad?

Fem servir cookies pròpies i de tercers per millorar els nostres serveis mitjançant la personalització de l'accés a la nostra pàgina, així com per mostrar-vos publicitat relacionada amb les vostres preferències mitjançant l'anàlisi dels vostres hàbits de navegació. Si continueu navegant, hom considera que n'accepteu el seu ús. Podeu canviar-ne la configuració o obtenir més informació accedint a l'avís legal del peu del web.

Més informació

Acceptar cookies

POLÍTICA D'ÚS DE LES COOKIES.

¿Què són les cookies?

Una cookie és un fitxer que es descarrega al vostre ordinador a l'accedir a  pàgines web determinades. Les cookies permeten a una pàgina web, entre d'altres coses, emmagatzemar i recuperar informació sobre els hàbits de navegació d'un usuari o del seu equip i, segons quina informació continguin i de quina manera s'empri, poden servir per  reconèixer l'usuari i facilitar-li la navegació i l'ús que en faci de la pàgina web.

¿Quins tipus de cookies fa servir aquesta pàgina web?

• Cookies d'anàlisi: Són les que, ja siguin  tractades per nosaltres o bé per un tercer, ens permeten quantificar el nombre d'usuaris que hi accedeixen,  per tal d'efectuar la mesura i l'anàlisi estadística del ús que en fan els usuaris en general dels servies ofertats a la pàgina web. Amb aquest objectiu,  analitzem la vostra navegació per la nostra pàgina, amb finalitat de millorar-ne el servei i el ventall d'ofertes que li oferim.

• Cookies de personalització: Són les que permeten a l'usuari accedir al servei amb algunes característiques de caràcter general predefinides, en funció d'uns criteris establerts al terminal de l'usuari. A tall d'exemple podem esmentar l'idioma, el tipus de navegador a través del qual s'accedeix al servei i la configuració regional del punt d'accés al servei, etc.


• Cookies publicitàries: Son les que, ja sigui tractades per nosaltres o per un tercer, ens permeten gestionar de la forma més eficient possible l'oferta dels espais publicitaris que hi ha a la página web, tot adequant-ne el contingut de l'anunci al contingut del servei  sol·licitat o a l'ús que en faci l'usuari de la nostra pàgina web. Per axiò, analitzem els vostres hàbits de navegació a Internet i podem mostrar-vos publicitat relacionada amb el vostre perfil de navegació.


Podeu permetre, bloquejar o eliminar les cookies instal·lades al vostre equip mitjançant la configuració de les opcions del navegador que empreu al vostre ordinador.