En 2015 la Federación de Transporte de Nueva York anunció una campaña de sensibilización contra el manspreading después de que varias usuarias de redes sociales y colectivos feministas denunciaran esta postura de privilegio de algunos hombres en el transporte público. 

El New York Times se hizo eco del movimiento con el titular "Tío, cierra tus piernas". Ahora, la petición llega a los autobuses de Madrid y se espera que pronto también a Barcelona. Pero, ¿qué es, por qué se hace y qué molesta exactamente?

¿Qué es el manspreading

Espatarrarse, abrirse de piernas de forma exagerada ocupando más espacio del requerido. Aunque al principio el término se refería a los hombres que practicaban esta postura en el transporte público, ahora ya se aplica en cualquier otro contexto como pueden ser el laboral y diplomático.  

¿Por qué lo hacemos? 

Para buscar el origen de la mayoría de nuestros gestos debemos recurrir a nuestra naturaleza animal. Además de ocupar más espacio (mayor dominio y poder dentro de la manada o grupo), los genitales quedan al descubierto. No es una exhibición o provocación sexual (el miembro no está erecto), pero se trata de una demostración de seguridad (expongo mi zona más frágil porque sé que nadie puede atacarme) propia del macho alfa -el que tiene más fuerza física. En teoría, la mayoría hemos entendido ya que en el mundo humano el verdadero poder procede de la fuerza mental y moral, no de la física. 

¿Si es natural, por qué prohibirlo? 

Pese a seguir siendo animales y compartir una gran parte de nuestro lenguaje corporal con el resto de primates, conforme los humanos hemos ido evolucionando cultural y socialmente, todos nuestros ademanes se han ido camuflando o refinando. El único gesto que no ha precisado sofisticación alguna ha sido la caricia. ¡Ahí podemos sentirnos absolutamente libres!

¿Y cómo debo sentarme? 

En diplomacia, los varones del siglo XXI, empáticos y con inteligencia emocional, hace años que han adoptado el cruce de piernas femenino (actitud no invasiva), tanto en compañía de una colega mujer o de otro hombre. Algunos machos que no han superado el periodo de cromañón en su cerebro temen que esta forma de sentarse les reste masculinidad -tranquilos, por muy grandes que los tengáis no impide el cruce ni incapacita el aparato. Si por constitución, lesión o incomodidad es necesario adoptar otra postura (es imposible mantener una misma posición durante mucho tiempo sin que las extremidades sufran), anclar los dos pies en el suelo sin invadir el espacio vital del otro está también absolutamente permitido. 

¿Las mujeres no lo hacéis? 

Sí, las mujeres también podemos sentarnos de ese modo, pero es poco común. Primero porque social y culturalmente, ya desde niñas, se nos ha enseñado que debíamos limitar nuestro espacio. No sólo por sumisión ("somos más pequeñitas e indefensas, por favor, protegednos"), también por estar condicionadas por el uso de algunas prendas como son las faldas y los vestidos (desgraciadamente, los hombres escoceses también pasan olímpicamente de esta regla indumentaria). Sin embargo, conforme las mujeres comenzaron a usar pantalones se observó que empezaron a emular algunas posturas  y conductas "masculinas".


¿Qué otras posturas caracterizan al macho alfa y pueden causar rechazo? 

Hay que tener en cuenta que el lenguaje corporal asociado al macho alfa incomoda tanto a un hombre como a una mujer y puede provocar que no te seleccionen en una entrevista de trabajo o que pierdas un buen cliente. Las posturas menos respetuosas son todas aquellas que invaden el espacio personal ajeno o que demuestran una actitud retadora: la de gancho (sentarse colocando la pierna encima de la rodilla y agarrarse el tobillo) es competidora; la de en jarras o sheriff (las manos en la cadera o el cinturón y las piernas abiertas) equivale a espatarrarse de pie y resulta más irritante si los dedos señalan la entrepierna; exhalar el humo directamente a la cara de alguien (frustración al contener la tentación de la agresividad física)… Hay muchas, pero una de las más arrogantes que adoptan algunos hombres de poder al sentarse delante de sus empleados y que más indignan es la que consiste en echarse hacia atrás y acomodar la cabeza en una especie de almohada construida con las manos (soy el dueño y vosotros mis siervos, debéis satisfacerme en todo). 

¿Lo puedo hacer en casa? 

Si estás tú solo y te apetece, tú mismo. Ahora, si pretendes dejar de hacerlo públicamente, sería bueno que empezaras por practicar en casa. El lenguaje corporal es inconsciente, no resulta tan sencillo controlar (deshacerse o incorporar) un gesto.  

Fem servir cookies pròpies i de tercers per millorar els nostres serveis mitjançant la personalització de l'accés a la nostra pàgina, així com per mostrar-vos publicitat relacionada amb les vostres preferències mitjançant l'anàlisi dels vostres hàbits de navegació. Si continueu navegant, hom considera que n'accepteu el seu ús. Podeu canviar-ne la configuració o obtenir més informació accedint a l'avís legal del peu del web.

Més informació

Acceptar cookies

POLÍTICA D'ÚS DE LES COOKIES.

¿Què són les cookies?

Una cookie és un fitxer que es descarrega al vostre ordinador a l'accedir a  pàgines web determinades. Les cookies permeten a una pàgina web, entre d'altres coses, emmagatzemar i recuperar informació sobre els hàbits de navegació d'un usuari o del seu equip i, segons quina informació continguin i de quina manera s'empri, poden servir per  reconèixer l'usuari i facilitar-li la navegació i l'ús que en faci de la pàgina web.

¿Quins tipus de cookies fa servir aquesta pàgina web?

• Cookies d'anàlisi: Són les que, ja siguin  tractades per nosaltres o bé per un tercer, ens permeten quantificar el nombre d'usuaris que hi accedeixen,  per tal d'efectuar la mesura i l'anàlisi estadística del ús que en fan els usuaris en general dels servies ofertats a la pàgina web. Amb aquest objectiu,  analitzem la vostra navegació per la nostra pàgina, amb finalitat de millorar-ne el servei i el ventall d'ofertes que li oferim.

• Cookies de personalització: Són les que permeten a l'usuari accedir al servei amb algunes característiques de caràcter general predefinides, en funció d'uns criteris establerts al terminal de l'usuari. A tall d'exemple podem esmentar l'idioma, el tipus de navegador a través del qual s'accedeix al servei i la configuració regional del punt d'accés al servei, etc.


• Cookies publicitàries: Son les que, ja sigui tractades per nosaltres o per un tercer, ens permeten gestionar de la forma més eficient possible l'oferta dels espais publicitaris que hi ha a la página web, tot adequant-ne el contingut de l'anunci al contingut del servei  sol·licitat o a l'ús que en faci l'usuari de la nostra pàgina web. Per axiò, analitzem els vostres hàbits de navegació a Internet i podem mostrar-vos publicitat relacionada amb el vostre perfil de navegació.


Podeu permetre, bloquejar o eliminar les cookies instal·lades al vostre equip mitjançant la configuració de les opcions del navegador que empreu al vostre ordinador.