La noche del pasado lunes sucedió algo extraordinario: en TVE, en la televisión pública, una chica bisexual y su novio transexual se dieron un besazo durante un buen rato delante de la madre de la concursante que miraba emocionada la escena.

Era la primera vez que sucedía algo así. El programa Operación Triunfo que tiene un público fundamentalmente juvenil, pero también infantil, pasará a la historia como el primero que ha visualizado lo que hace mucho tiempo ya que debería haberse hecho. El gran triunfo del programa ya ha sido el de mostrar que lo correcto, lo normal, es precisamente eso: la diversidad sexual.

La directora de la academia de Operación Triunfo, Noemí Galera, ha sido la primera sorprendida por el eco que ha tenido el beso entre Marina y su novio Bastian. Pero es que ella ya había puesto en su sitio vía tuiter a alguien que la interpeló así, con mayúsculas chillonas, porque la canción grupal que abría la gala era “La revolución sexual’ de ‘La Casa Azul’: “ SÍ. ¿NO SE DA CUENTA, QUE HA CONVERTIDO UN PROGRAMA FAMILIAR EN UN PROGRAMA PARA SÓLO ADULTOS, PORQUE USTED APOYA A QUE LOS GAYS Y LAS LESBIANAS HAGAN LO QUE LE DA LA GANA FRENTE A UNA PANTALLA QUE VEN FAMILIAS CON NIÑOS?”. La contestación, que ya es viral con más de 8.000 retuits y que 17.000 marcaron como favoritos fue: “Tengo dos hijos que ven el programa y les encanta. Por cierto, el padrino de mi hija es gay. Puede usted empezar a convulsionar”. Con un par. De hijos y de ovarios.

171201 GEMMA4

“Nosotros vivimos en la república independiente de la academia y dentro no te das cuenta, pero claro, cuando miras las redes y ves ciertas cosas… Aquel tuit me sacó de mis casillas, me tocó las narices porque mi pareja Arnau, les pone a veces a nuestros dos hijos de 7 y 5 años el 24 horas de Operación Triunfo y están los dos enganchados, les encanta. Así que por eso contesté así, que el padrino era gay. ¿Y qué?” explica Noemí Galera. 

Por supuesto, no hay ninguna estrategia por parte del programa ni de la dirección. No era algo buscado, pensado o ideado ni se planteaban que el programa fuera un abanderado de nada: “Es un concurso, un programa de cantantes y no seguimos ninguna pauta ni directriz. A mí me da exactamente igual con quien se acuestan o se dejan de acostar, pero si ayudamos a la normalización de los colectivos de gays, lesbianas y transexuales me parece perfecto, maravilloso. ¡Qué bien!”

De hecho Marina, la concursante que se besó apasionadamente con su novio trans delante de todo el mundo, fue después la expulsada por la audiencia. “¿Cómo íbamos a tener algo así preparado? Viene su pareja y nosotros no les decimos que se besen o que no lo hagan. Fue su reacción espontánea y es increíble la que se ha liado. Pues mira, también te digo… Ya era hora ¿no?” suelta Noemí Galera. Y sí, ya era hora. En un país donde las agresiones al colectivo LGTB son tristemente habituales hay un programa en la televisión pública que puede estar ayudando a muchos adolescentes y jóvenes a no sentirse solos, ni extraños con sus deseos ni sus cuerpos. Y, sobre todo, que sentir nunca es malo, ni una enfermedad, ni algo de lo que avergonzarse. El mensaje es que ‘lo normal’ es que cada uno tenga la orientación sexual que le dé la puñetera gana. “Es que los raros son precisamente los otros, la gente que se escandaliza por algo así a estas alturas”, razona Galera. “De verdad que la mayor sorpresa ha sido la relevancia que ha tenido el beso, no me lo esperaba para nada”.

Dentro de la academia están ‘los Javis’; Javier Calvo y Javier Ambrosí, una pareja gay que son los creadores de la celebrada serie ‘Paquita Salas’ y de la película ‘La llamada’. Los dos ayudan a los concursantes a preparar las canciones apelando a las emociones y no se cortan en darse besos o contestar también por las redes sociales a los intolerantes homófobos. 

171201 GEMMA3

171201 GEMMA2

Hace unos días ambos, paseando por Barcelona, fueron increpados al grito de “maricones” y la cosa terminó con un plato roto en la espalda de Javier Ambrosí. Los dos se lo contaron entre risas “nos defendimos como leones” en una clase a otra concursante, Nerea, que previamente les había confesado haber sufrido acoso escolar.

No sé cómo se puede medir el bien que hace que un programa de televisión pública muestre, con total naturalidad, lo que todavía sigue siendo un tabú para muchos. Tengo dos sobrinas, de siete años, a las que he contemplado ver embobadas los resúmenes del programa; cómo ensayan, cómo cantan, cómo ensayan los bailes. Pero sin que se den cuenta están recibiendo otro tipo de información valiosísima: la de la tolerancia. Cada quisqui es diferente, ahí está la gracia, y todas las opciones son válidas cuando hay deseo, pasión y amor. Es una elección. Y ser distinto a lo habitual, al estándar de pareja heterosexual no es ni malo, ni bueno: es. Negarlo, encerrarlo, apuntarles con el dedo acusador como si fueran enfermos, degenerados, monstruos de feria “es propio de neardentales, no de ahora, en pleno 2017”, zanja Noemí Galera.

Sí. Estamos en 2017 y por primera vez se ha visto en horario de máxima audiencia a una pareja -ella bisexual con sólo 19 años y él transexual- comiéndose a besos en vivo y en directo. Y fue muy bonito porque desde el sofá de casa se podía notar el deseo, las ganas, el amor.  

Al que le moleste y/o considere ofensivo algo así tiene un problema. Y tiene nombre: se llama homofobia. De eso sí que puede uno ‘curarse’ con un poco de educación, constancia y suerte. Mientras, espero ver con mis sobrinas lo bien que cantan, bailan y tocan instrumentos las unas y los otros a la vez que les da exactamente igual con quien se besan, se acuestan o se dejan de acostar. Y ese es el gran triunfo. Gracias.

Fem servir cookies pròpies i de tercers per millorar els nostres serveis mitjançant la personalització de l'accés a la nostra pàgina, així com per mostrar-vos publicitat relacionada amb les vostres preferències mitjançant l'anàlisi dels vostres hàbits de navegació. Si continueu navegant, hom considera que n'accepteu el seu ús. Podeu canviar-ne la configuració o obtenir més informació accedint a l'avís legal del peu del web.

Més informació

Acceptar cookies

POLÍTICA D'ÚS DE LES COOKIES.

¿Què són les cookies?

Una cookie és un fitxer que es descarrega al vostre ordinador a l'accedir a  pàgines web determinades. Les cookies permeten a una pàgina web, entre d'altres coses, emmagatzemar i recuperar informació sobre els hàbits de navegació d'un usuari o del seu equip i, segons quina informació continguin i de quina manera s'empri, poden servir per  reconèixer l'usuari i facilitar-li la navegació i l'ús que en faci de la pàgina web.

¿Quins tipus de cookies fa servir aquesta pàgina web?

• Cookies d'anàlisi: Són les que, ja siguin  tractades per nosaltres o bé per un tercer, ens permeten quantificar el nombre d'usuaris que hi accedeixen,  per tal d'efectuar la mesura i l'anàlisi estadística del ús que en fan els usuaris en general dels servies ofertats a la pàgina web. Amb aquest objectiu,  analitzem la vostra navegació per la nostra pàgina, amb finalitat de millorar-ne el servei i el ventall d'ofertes que li oferim.

• Cookies de personalització: Són les que permeten a l'usuari accedir al servei amb algunes característiques de caràcter general predefinides, en funció d'uns criteris establerts al terminal de l'usuari. A tall d'exemple podem esmentar l'idioma, el tipus de navegador a través del qual s'accedeix al servei i la configuració regional del punt d'accés al servei, etc.


• Cookies publicitàries: Son les que, ja sigui tractades per nosaltres o per un tercer, ens permeten gestionar de la forma més eficient possible l'oferta dels espais publicitaris que hi ha a la página web, tot adequant-ne el contingut de l'anunci al contingut del servei  sol·licitat o a l'ús que en faci l'usuari de la nostra pàgina web. Per axiò, analitzem els vostres hàbits de navegació a Internet i podem mostrar-vos publicitat relacionada amb el vostre perfil de navegació.


Podeu permetre, bloquejar o eliminar les cookies instal·lades al vostre equip mitjançant la configuració de les opcions del navegador que empreu al vostre ordinador.