Barcelona y Real Madrid son sin duda los dos grandes clubes de la Liga española y están entre los mejores del mundo. A diferencia de sus competidores, no están gestionados como una empresa o sociedad anónima, sino que dependen directamente de sus socios, que escogen democráticamente a un presidente y a su junta directiva.

Cuando uno llega a presidir un club de estas características tiene mucho poder, indudablemente, pero también muchos miedos y muchas manías. Seguramente consecuencia directa de no querer perder ese poder o esa silla a la que se agarra temporada tras temporada. Y sobre todo un denominador común, una obsesión casi enfermiza con la prensa.

En su día le pasó por ejemplo a Joan Laporta, que llegó a elaborar listas negras de periodistas y de medios que desembocaron en esas famosas declaraciones en las que aseguraba que el Barça no estaba tan mal como alguna prensa quería hacer ver e incitaba a los aficionados azulgranas a estar alerta, o al loro.

Sandro Rosell también desplegó este síntoma. Y muy obsesivo con Twitter y los comentarios que publicaban ciertos periodistas. Llegó incluso a vetar algunos medios (muy típico de la época de Nuñez) y a sospechar de la mayoría de medios y periodistas. Su obsesión con la prensa era absoluta y todo lo cercano y amable que se mostró en la campaña oficial y en la larga precampaña desapareció nada más ser elegido presidente.
Pero si en el Barça desconfían de la prensa que en teoría debe ser más afín, en Madrid todavía más. Y el ejemplo lo hemos tenido esta semana cuando Florentino Pérez ha salido en rueda de prensa para desmentir la portada de un periódico editado en la capital. El presidente del Real Madrid tiene una relación muy peculiar con los medios. Y totalmente diferente a la de los presidentes del Barcelona.

Florentino Pérez es su propio director de comunicación. En el Barça, desde que Sandro Rosell ganó las elecciones han ocupado ese cargo: Pere Jansà, Ketty Catalayud, Xavi Martín, Albert Montagut y Albert Solé. Cinco, en cinco años. Florentino Pérez se ha mantenido fiel a Antonio Galeano. En su anterior etapa fue Antonio Ferreras, pero en esta, al estar Ferreras en la Sexta, Florentino fichó al hombre de confianza de Ferreras, Galeano. Su trabajo es muy sencillo, dejar que sea el propio Florentino el que se encargue de hacerlo.

Muchos periodistas de Madrid tienen el móvil de Florentino. Y Florentino el de ellos. Cada día dedica un par de horas a hablar con periodistas. Normalmente por la noche. Pero no solo primeras espadas de la redacción. Periodistas llanos, que van a los entrenamientos o que están de tertulianos en los diferentes programas. Y el presidente blanco cuenta sus sensaciones: si confía en Ancelotti, si duda de Casillas, si ya se ha cansado de Cristiano. Así consigue crear una línea de opinión que muchos siguen a rajatabla, más que nada porque profesionalmente explican información de primera mano y además tienen al presidente contento, que siempre va bien.

La fórmula le funciona. Consigue controlar el estado de opinión y luego le es más fácil tomar decisiones como destituciones y renovaciones. Por eso salió en rueda de prensa. Porque esa portada no era el mensaje que él había enviado. Y le molestó.

La idea de Florentino no es mala para él, porque hay gente que le sigue el juego. Los actuales directivos del Barcelona quieren también dominar la opinión pública, pero lo hacen de forma contraria. Sin ser accesibles y con llamadas del departamento de comunicación cuando las informaciones no gustan.

Sea cual sea el camino elegido por unos y otros, se equivocan en un pequeño detalle. El periodismo no debería servir para contar la historia al dictado de los interesados, sino de la verdad. Y ahí está el acierto del público, saber escoger al periodista que lo hace.

RADIO
Cuando uno escucha un partido de la Liga en una emisora que emite en todo el territorio español, debería suponer cierta imparcialidad. Es decir, en un Real Madrid – Levante por ejemplo, el locutor no debería mostrar simpatía por ninguno de los dos, o mejor dicho, a los dos por igual. Pero lo que nunca debería hacer es hablar de nosotros y ellos. A no ser que el subconsciente le traicione. Le pasó a Manolo Lama de la Cope cuando al terminar el partido le pidieron los mejores del partido…


TELEVISIÓN

Es muy curioso ver como contraprograman las cadenas de televisión para intentar no perder audiencia. Antena 3 emite la serie “Bajo Sospecha” con gran éxito los martes. TVE emitía la serie “El ministerio del Tiempo” el mismo día y como perdía la batalla la cambió a los lunes. Esta semana Telecinco ha anunciado que el lunes estrenará una nueva temporada de “La Voz” y Antena 3, para contraprogramar, cambiará su serie “Bajo Sospecha” a los lunes, por lo que TVE que había cambiado para no coincidir ahora volverá a hacerlo y encima también con Telecinco. Y mientras, el espectador como loco.

PRENSA
Si entras en una web de un medio de comunicación de deportes, esperas encontrar noticias de deportes. Pero las estadísticas dicen que la mayoría de veces las noticias más vistas son aquellas en las que sale alguna chica de buen ver. Es por ello que en todas las webs siempre encontramos en la misma portada, bajando un poquitín (no mucho) chicas que se intentan relacionar de algún modo, a veces demasiado rebuscado, con el mundo del deporte. Cuestión de sumar clics y visitas.


Fem servir cookies pròpies i de tercers per millorar els nostres serveis mitjançant la personalització de l'accés a la nostra pàgina, així com per mostrar-vos publicitat relacionada amb les vostres preferències mitjançant l'anàlisi dels vostres hàbits de navegació. Si continueu navegant, hom considera que n'accepteu el seu ús. Podeu canviar-ne la configuració o obtenir més informació accedint a l'avís legal del peu del web.

Més informació

Acceptar cookies

POLÍTICA D'ÚS DE LES COOKIES.

¿Què són les cookies?

Una cookie és un fitxer que es descarrega al vostre ordinador a l'accedir a  pàgines web determinades. Les cookies permeten a una pàgina web, entre d'altres coses, emmagatzemar i recuperar informació sobre els hàbits de navegació d'un usuari o del seu equip i, segons quina informació continguin i de quina manera s'empri, poden servir per  reconèixer l'usuari i facilitar-li la navegació i l'ús que en faci de la pàgina web.

¿Quins tipus de cookies fa servir aquesta pàgina web?

• Cookies d'anàlisi: Són les que, ja siguin  tractades per nosaltres o bé per un tercer, ens permeten quantificar el nombre d'usuaris que hi accedeixen,  per tal d'efectuar la mesura i l'anàlisi estadística del ús que en fan els usuaris en general dels servies ofertats a la pàgina web. Amb aquest objectiu,  analitzem la vostra navegació per la nostra pàgina, amb finalitat de millorar-ne el servei i el ventall d'ofertes que li oferim.

• Cookies de personalització: Són les que permeten a l'usuari accedir al servei amb algunes característiques de caràcter general predefinides, en funció d'uns criteris establerts al terminal de l'usuari. A tall d'exemple podem esmentar l'idioma, el tipus de navegador a través del qual s'accedeix al servei i la configuració regional del punt d'accés al servei, etc.


• Cookies publicitàries: Son les que, ja sigui tractades per nosaltres o per un tercer, ens permeten gestionar de la forma més eficient possible l'oferta dels espais publicitaris que hi ha a la página web, tot adequant-ne el contingut de l'anunci al contingut del servei  sol·licitat o a l'ús que en faci l'usuari de la nostra pàgina web. Per axiò, analitzem els vostres hàbits de navegació a Internet i podem mostrar-vos publicitat relacionada amb el vostre perfil de navegació.


Podeu permetre, bloquejar o eliminar les cookies instal·lades al vostre equip mitjançant la configuració de les opcions del navegador que empreu al vostre ordinador.